Algodor: La «Estación Fantasma» (Aranjuez)

Algodor: La «Estación Fantasma» (Aranjuez)

La «Estación Fantasma» de Algodor se encuentra en Aranjuez, al sur de Madrid. Este enclave ferroviario no tiene servicio de viajeros pero sus instalaciones se dedican a funciones logísticas, por lo que no es totalmente una estación fantasma.

Los inicios de la Estación de Algodor

En junio de 1858 se inauguró el ferrocarril Castillejos-Toledo,​ que enlazaba Toledo con la línea Madrid-Alicante. Por ello, se instaló un puesto ferroviario con edificio de viajeros en Algodor.

La compañía MZA compró la línea Castillejos-Toledo en 1859, incluyendo la estación de Algodor. En 1879 se conectó la estación con la línea Madrid-Ciudad Real.​

La estación era más importante año tras año con muchas mercancías y viajeros, lo que hizo que naciese un poblado ferroviario a su alrededor.

Con la llegada de la dictadura de Primo de Rivera llegó también la reforma de las instalaciones, así que se construyó un nuevo edificio de viajeros. Además del edificio de estilo neomudéjar también se hizo una rotonda giratoria que daba acceso a una nueva reserva de locomotoras.​

El año 1941 llegó la nacionalización de los ferrocarriles de ancho ibérico y todas estas líneas pasaron a manos de RENFE.

El AVE a Toledo

Corría enero de 1988 cuando se clausuró casi toda la línea Madrid-Ciudad Real. Sin embargo, el tramo entre las estaciones de Villaseca y Algodor siguió funcionando (lo que después sería la línea Villaluenga-Algodor). Además, en 2003 también se cerró el trazado entre Algodor y Toledo porque el tramo final, de entrada a la estación sería ocupado por la nueva LAV La Sagra-Toledo. Algodor perdía así la función que había tenido siempre: Conectar la línea de Alicante con Toledo.

Adif es el responsable de la estación desde el 31 de diciembre de 2004 mientras que Renfe explota la línea. El último tren de pasajeros con dirección a Madrid salió el 15 de noviembre de 2005. Desde entonces, la línea sólo se dedica a mercancías y funciones logísticas.