Hipódromo de la Zarzuela (Madrid)

Hipódromo de la Zarzuela (Madrid)

A menos de 8 kilómetros de Madrid por la A-6 nos encontramos con el Hipódromo de la Zarzuela. Una joya de la arquitectura diseñada por Carlos Arniches Moltó, Martín Domínguez y Eduardo Torroja.

Historia del Hipódromo de la Zarzuela

La construcción del Hipódromo de la Zarzuela comenzó en 1931 en unos terrenos propiedad del Patrimonio Nacional. Poco antes el gobierno había expropiado los del Hipódromo de la Castellana para poder construir los Nuevos Ministerios.​

En 1940, Francisco Franco dictó un decreto-ley para ceder los terrenos a la Sociedad de Fomento y Cría Caballar de España. Desde entonces, esta sociedad se encargó de gestionar el Hipódromo y organizar las carreras. Sus tribunas fueron catalogadas como Monumento Histórico Artístico en el año 1980​.

Declive del Hipódromo

En 1992, la Sociedad de Fomento y Cría Caballar de España entró en quiebra. Por tanto, tuvo que pedir a Patrimonio Nacional que traspasase la concesión del hipódromo a la empresa Hipódromo de Madrid, S.A.

Esta ultima empresa era propiedad de Enrique Sarasola, y también fracasó en la gestión. Cuatro años después, el 15 de diciembre de 1996, llegó la ultima carrera en 55 años. Ese día ganó el caballo El Aleph, con José Luis Martínez.

Pocos meses después, en la primavera del 97, la empresa de Sarasola también quebró. Empezó así el cierre de las instalaciones.

En 2001, Patrimonio Nacional intenta recuperar la actividad pero no tienen quién gestione el Hipódromo. Aún con dos concursos públicos, ninguna empresa privada se hizo con la gestión.

Por fin, el 30 de septiembre de 2003, Patrimonio Nacional e Hipódromo de La Zarzuela, S. A. firman el acuerdo que permite la explotación integral de la finca durante los siguientes 25 años, hasta 2028. Tras casi nueve años de travesía por el desierto, el Hipódromo resucitó.

Renacimiento: El «secreto» de moda

El 23 de octubre de 2005 vuelve a abrir sus puertas. Desde entonces, se vienen celebrando las temporadas de Primavera, Verano (con carreras nocturnas) y Otoño.

Además de las carreras, el Hipódromo cuenta ahora con una gran oferta de ocio en torno a las pistas y las gradas. Se ha convertido en uno de los lugares de moda pese a que no es precisamente uno de los más conocidos. Una especie de secreto a la vista de todos, como lo especial de sus gradas.

Las gradas del Hipódromo, Bien de Interés Cultural

En Octubre de 2009, las tribunas del Hipódromo de La Zarzuela fueron declaradas Bien de Interés Cultural (BIC) con categoría de monumento.​

En 2012, ganó el Primer Premio del Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM) por su Proyecto de Restauración y Rehabilitación. Un proyecto complejo que no terminó hasta 2016. Incluso se recuperó la pelouse, que era el tradicional paseo de césped entre las tribunas y las pistas.

El Hipódromo es muy especial porque se trata de uno de los grandes ejemplos del racionalismo madrileño. El periódico «El País» llegó a considerarlo como la «última obra maestra de la arquitectura del tiempo de la República» en un articulo de 1980. La belleza y amplitud del recinto hacen que se le considere un monumento.

Uno de sus elementos más singulares son las tribunas, construidas por los arquitectos Carlos Arniches y Martín Domínguez junto al ingeniero de caminos Eduardo Torroja. Además, se encuentra en un entorno privilegiado, junto al Monte de El Pardo.

Mucho más que carreras de caballos

Además de las tradicionales apuestas en las carreras de caballos, el Hipódromo ha reconvertido su oferta para crear un espacio de ocio versátil en torno a tres grandes propuestas:

Espacio Gastro: Para comer y beber bien. Desde una barbacoa (BBQ Turf) hasta una sala para los más cerveceros, donde podrán disfrutar de la madrileña Mahou. Por supuesto, tampoco faltan los foodtrucks para los que disfrutan de comer al aire libre en el césped.

KIDS – Club Ponyturf: ¿Buscas plan infantil para el fin de semana por la mañana? Castillos hinchables a 3€ toda la mañana, y paseos en pony a 2€. Además la zona infantil cuenta con monitores para que todo esté en orden, así que es un sitio ideal para venir con los niños.

Terraza HZ Premium: ¡No se lo cuentes a nadie, es un secreto! Una noche de verano, vistas al skyline de Madrid, servicio gratuito de refrescos, cerveza, vino y catering, DJ en directo… ¡65€ para la noche perfecta con los amigos o tu pareja!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad