Acciona Ombú (Méndez Álvaro)

Acciona Ombú (Méndez Álvaro)

Norman Foster tendrá una nueva obra en Madrid para el año 2022. Se trata del edificio Acciona Ombú. De hecho, ya han empezado las obras de la antigua fabrica de gas de Méndez Álvaro. Acciona quiere convertirlas en su buque insignia respecto a la sostenibilidad.

Acciona le compró el edificio a Naturgy (Fenosa) en 2017. Estaba abandonado desde hace años y decidieron encargarle a Norman Foster que lo rehabilitase. Se trata de un edificio muy especial, ya que esta nave de motores, fue lo único que sobrevivió de la mítica Sociedad de Gasificación Industrial de Cerro de la Plata. Particularmente, el edificio fue construido en 1905 por Luis Landecho. Este arquitecto también proyectó el Ateneo y el Hotel Ritz, ambos en Madrid pero con un estilo muy distinto, ya que esta nave es totalmente de ladrillo.

Acciona busca alquilar los 10.000 m2 de oficinas con los que contará el complejo aunque no descarta la venta. La compañía que preside Entrecanales no ha querido contar cuánto ha invertido en el edificio. Originalmente el proyecto estaba pensado para ser la sede de Acciona, pero finalmente se van a trasladar a la calle Mesena. Allí podrán desarrollar todo un campus, ya que anteriormente era la «Ciudad Banesto», un conjunto de edificios en los que el banco tuvo su sede hasta que fue comprado por el Grupo Santander.

¿Cómo será el edificio Acciona Ombú?

Desde abril de 2020 se está trabajando en la calle Ombú, que da nombre al proyecto. Tras El Corte Inglés de Méndez Álvaro se levantan las 10.000 toneladas de ladrillo de la antigua nave.

Alrededor de ese edificio se desarrollará todo el proyecto, rehabilitando el exterior. Dentro de la nave se construye una nueva estructura de madera. El estudio se ha comprometido a usar materiales de bosques y fábricas próximos con el objetivo de reducir la contaminación producida por su transporte.

Además de los ladrillos del exterior, también se conserva la linterna original que hay en el centro de la cubierta. De esta forma el edificio contará con un lucernario para llenar de luz natural el interior, ayudando a reducir el consumo energético. Por otra parte, el vidrio de las ventanas integrará placas de silicio en su interior para generar electricidad. De esta forma se busca alcanzar los máximos estándares en arquitectura pasiva.

Dentro del edificio el espacio se distribuirá en tres plantas escalonadas. De esta forma se da sensación de amplitud y permite que la luz natural llegue a todos los rincones posibles.

En el exterior, el proyecto incluye un parque de 10.000 m2 con 300 árboles. Está planteado de tal forma que se convierte en una zona común en la que trabajar, reunirse o descansar. La entrada peatonal se realizará precisamente a través de este parque.

Norman Foster y Madrid

El estudio Foster + Partners ha dedicado el 2020 a desarrollar simultáneamente dos proyectos en Madrid. Además del complejo Acciona Ombú, ha transformado completamente la antigua sede de Barclays en la Plaza de Colón. Si bien el cliente es el fondo CBRE GI, este se lo alquilará a Caixabank. Por otra parte, aunque aún no han empezado las obras, también firmará la remodelación del Salón de Reinos del Museo del Prado. la propuesta de Carlos Rubio y Foster ganó el concurso que supondrá ampliar el museo en 2.500 m2.

Foster logró el premio Príncipe de Asturias en el año 2009. 10 años antes, en 1999, consiguió el Pritzker de arquitectura, el premio más prestigioso de la profesión. Otros proyectos de Foster en Madrid son, por ejemplo, la Torre Cepsa, una de las icónicas Cuatro Torres de la Castellana.

Desarrollo de la obra