Guía práctica: Cómo colocar gresite en tu piscina

Guía práctica: Cómo colocar gresite en tu piscina

En nuestra guía práctica, te enseñaremos paso a paso cómo colocar gresite en tu piscina, logrando un resultado impecable que resista el paso del tiempo. El gresite es una opción popular debido a su durabilidad, resistencia al agua y su aspecto estético. Con las herramientas adecuadas y siguiendo estos consejos, podrás realizar este proyecto tú mismo y disfrutar de una piscina espectacular. ¡Vamos a empezar!

Materiales necesarios

Antes de comenzar, asegúrate de contar con los siguientes materiales:

  1. Gresite: elige un gresite de alta calidad y que se adapte al estilo que deseas para tu piscina. Puedes encontrar una amplia variedad de diseños y colores para personalizar tu espacio en esta web: Gresite Piscina
  2. Adhesivo especial para gresite: es fundamental utilizar un adhesivo diseñado específicamente para este tipo de revestimiento. Asegúrate de adquirir un adhesivo resistente al agua y compatible con piscinas.
  3. Llana dentada: necesitarás una llana con dientes espaciados para aplicar el adhesivo de manera uniforme sobre la superficie.
  4. Espaciadores: estos pequeños elementos te ayudarán a mantener una separación uniforme entre las piezas de gresite, asegurando un resultado final impecable.
  5. Mortero o lechada: para el acabado final, necesitarás mortero o lechada de calidad que se adapte a tu piscina. Pregunta en tu tienda especializada cuál es la mejor opción para tu caso.
  6. Esponja y paños: serán útiles para limpiar el exceso de adhesivo y lechada durante el proceso de colocación.
  7. Herramientas adicionales: no olvides tener a mano una llana de goma, una paleta y un cubo para mezclar los materiales.

Preparación

Antes de comenzar a colocar los azulejos, es importante verificar que las paredes estén niveladas, completamente secas y libres de polvo y suciedad. En caso de que haya grietas o fisuras en las paredes o en el piso, es recomendable repararlas antes de iniciar la instalación.

Si planeas instalar los azulejos sobre otro revestimiento existente, es crucial asegurarse de que estén firmemente adheridos a la superficie. Si alguno de ellos no está correctamente sujeto a la pared o al suelo, lo más conveniente es retirarlo y rellenar el espacio correspondiente con mortero. Además, sería aconsejable aplicar una capa de resina previa para favorecer la adherencia del cemento cola al azulejo antiguo. En caso de que sea la primera vez que revistes la piscina, se recomienda aplicar un mortero cementoso impermeabilizante en toda la superficie, garantizando así la uniformidad y la impermeabilidad del área de la piscina.

Consejo: Si vas a instalar los azulejos directamente sobre el hormigón, es fundamental esperar a que se haya fraguado correctamente. No te apresures en la colocación y asegúrate de que esté completamente seco.

La mezcla de cemento cola

Para llevar a cabo esta tarea, primero llena un recipiente con agua y luego añade el cemento cola. Mezcla los ingredientes hasta obtener una consistencia uniforme y sin grumos. Es importante permitir que la mezcla repose durante el tiempo recomendado por el fabricante.

Sugerencia: No mezcles todo el contenido del saco de una vez, es mejor hacerlo gradualmente hasta que le encuentres el punto exacto. De esta manera, podrás determinar la cantidad necesaria sin desperdiciar cola que se haya endurecido.

Extiende el cemento

Utilizando una llana dentada, procede a aplicar una capa de cemento cola con un espesor de 2 a 3 milímetros, y peina la superficie con los dientes de la llana. Esta técnica garantizará una mejor adherencia a la superficie.

Consejo: Evita extender una cantidad demasiado grande de cemento cola, ya que podría secarse antes de que puedas colocar todos los mosaicos.

Coloca las placas de gresite

Una vez que hayas aplicado el cemento cola, procede a colocar las placas o teselas asegurándote de que estén alineadas y que la distancia entre ellas sea de 2 milímetros.

Consejo: Antes de comenzar, traza una línea nivelada en la parte superior que recorra toda la piscina. Utiliza esta línea como referencia para asegurar la rectitud de todo el gresite. Siempre trabaja de arriba hacia abajo y luego busca las juntas con el suelo.

Presiona el gresite

Utilizando la llana de goma, golpea las placas para asegurar su fijación adecuada a la capa de cemento cola. De esta manera, lograrás asentar y nivelar cada una de las placas. Repite este paso hasta cubrir toda la superficie de la piscina.

Reserva las placas que necesitarás cortar para adaptarlas a espacios más pequeños o inclinados, como las escaleras. Mide el área sin revestir y marca una línea de referencia en el gresite para realizar el corte de manera precisa. Con un cortador, recorta cuidadosamente y a medida cada pieza de gresite de la placa, colocándolas en su lugar sin afectar la simetría del revestimiento.

Retira el papel que cubre el gresite

En el caso de haber utilizado placas con papel encolado, una vez que el cemento cola haya secado, humedece el papel que cubre las placas de gresite con una esponja. Luego, retíralo cuidadosamente utilizando un bisturí.

Si has optado por placas con puntos de silicona o malla, puedes omitir este paso.

Limpia los restos de cemento cola

Utilizando una esponja húmeda, procede a limpiar cualquier residuo de cemento cola que pueda haber quedado en la superficie de las placas.

Rellena las juntas

Una vez que el cemento cola y el gresite estén completamente secos, puedes comenzar con el rejuntado. Para ello, prepara en un recipiente la borada hasta obtener una consistencia homogénea. También puedes utilizar el cemento cola de piscinas, pero debes agregar una mayor cantidad de agua a la mezcla para que tenga una consistencia más líquida (el cemento cola es más granulado y no es lo más recomendable para el rejuntado).

Para el proceso de rejuntado, llena las juntas con la mezcla preparada. Una opción es utilizar una llana de goma para distribuir la mezcla por toda la superficie donde se ha instalado el gresite. Este paso es de suma importancia, ya que garantiza la impermeabilidad de la superficie y evita filtraciones, además de ayudar a asegurar las piezas de gresite en su lugar.

Limpia los restos de la mezcla

Utilizando una goma limpiacristales (o cualquier otro objeto similar que tengas en casa con características similares), procede a extraer, limpiar y nivelar la mezcla utilizada para el rejuntado. Al retirar la mezcla, ejerce una presión muy suave y realiza movimientos diagonales para evitar dañar el rejuntado y no extraer nada de las juntas.

Consejo: No permitas que la lechada se seque por completo, ya que será mucho más difícil de retirar. Espera a que seque un poco, pero no demasiado.

Limpia el revestimiento del gresite

Este es el último paso para la instalación del gresite en la piscina. Una vez que la mezcla del rejuntado haya secado, debes limpiar todas las piezas en forma diagonal con una esponja húmeda. A continuación, utiliza un paño seco para limpiar en forma diagonal cualquier residuo restante. Al finalizar, disfrutarás de un revestimiento hermoso y duradero en tu piscina.

Algunos aspectos a considerar al colocar gresite en la piscina son los siguientes:

  • Las herramientas utilizadas para el revestimiento pueden variar, pero una herramienta indispensable es la llana dentada con dientes de 3 milímetros (o de tamaño similar).
  • Siempre utiliza cemento cola específico para piscinas, ya que el cemento cola normal no cuenta con las características necesarias para su uso en áreas húmedas y piscinas.
  • En el caso de utilizar gresite de papel encolado, asegúrate de no permitir que el papel se seque antes de retirarlo.
  • Se estima que se deben utilizar alrededor de 4 kilogramos de cemento cola de piscina por metro cuadrado.
  • Si vas a utilizar gresite hexagonal, presta atención a la posición del encaje entre una placa y otra para mantener la simetría.
  • Para obtener un resultado profesional, se recomienda contratar a expertos en el revestimiento de piscinas.
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad