El Real Jardín Botánico de Madrid

El Real Jardín Botánico de Madrid

Casi tres siglos de historia en Madrid. Hoy visitamos el Real Jardín Botánico de Madrid. Una institución creada para promover el conocimiento y la conservación de las plantas y de su entorno natural.

Todo comenzó el 17 de octubre de 1755, cuando Fernando VI ordenó la construcción del Real Jardín Botánico de Madrid en la Huerta de Migas Calientes. Una zona que hoy conocemos como Puerta de Hierro, junto al río Manzanares. Ya entonces logró una colección de más de 2000 plantas gracias a José Quer. Este botánico y cirujano, las conseguía viajando por la Península o intercambiando ejemplares con otros botánicos europeos.

Diecinueve años después (1774), Carlos III decidió que el mejor emplazamiento es el actual, junto al Paseo del Prado. En 1781 se inaugura en la nueva ubicación un jardín diseñado por los míticos Sabatini y Juan de Villanueva. Juntos habían creado muchos del los edificios del entorno del Jardín Botánico, por ejemplo el Museo del Prado o el Observatorio Astronómico. El Jardín es una nueva pieza que suma al entorno del Retiro.

De aquel entonces son las tres terrazas escalonadas y se estableció el orden en el que se tenían que disponer las plantas, siguiendo el método de Linneo. También se construyeron los emparrados, la verja que protege al Jardín, y el invernáculo donde acabaría impartiendo clases Antonio José Cavanilles, es decir, el famoso Pabellón Villanueva.

Desde que se creó la misión del Real Jardín Botánico era la enseñanza de la Botánica. Para ello, además de las clases que se impartían, se patrocinaron expediciones a las islas del Pacífico y a los grandes territorios españoles en América. Pero en 1808, llegó la Guerra de la Independencia y con ella varios años de abandono, a pesar de los esfuerzos de Mariano de La Gasca por asegurarse de que nuestro jardín siguiese siendo relevante en las corrientes científicas de europa.

En 1857, volvió un poco del esplendor perdido porque entra como director Mariano de la Paz Graells y este ordena reformas tan importantes que aún podemos disfrutar de ellas: por ejemplo, el invernadero y la reforma de la terraza superior. Incluso se instaló un zoológico, aunque doce años más tarde se trasladó al Jardín del Buen Retiro convirtiéndose en la Casa de Fieras.

En 1882 el jardín pierde dos hectáreas que son destinadas a la construcción del edificio del Ministerio de Agricultura. Y en 1886, un ciclón derriba 564 árboles.

Ya en el siglo XX, se decide reforzar su caracter investigador pasando a depender del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) desde el año 1939. Tres años después, en 1942, logra el título de Jardín Artístico.

Desde 1974 hasta 1981, el Jardín Botánico permaneció cerrado por obras. En 1981, segundo centenario del traslado, se reinauguró mostrando de nuevo el estilo original con el que lo diseñaron Sabatini y Villanueva. Posteriormente, en 1993 se inauguró el invernadero de exhibición y en 2005 ganó una hectárea más.

¿Cómo visitar el Jardín Botánico?

Puedes visitarlo cualquier día de la semana desde las 10 de la mañana. La hora de cierre varía desde las 6 de la tarde hasta las 9 de la noche dependiendo del mes. En general, en invierno cierra antes y en verano más tarde, coincidiendo con las horas de luz solar. La entrada cuesta 6€ pero hay descuentos para ciertos colectivos (o si sólo quieres entrar al jardín y no a las exposiciones). Pero Madrid Dealers te cuenta un secreto… Los martes por la tarde es gratis.

La estación de Metro más cercana es «Paseo del Arte» (línea 1), y multitud de líneas de autobús tienen parada en la puerta ya que se encuentra entre el Museo del Prado y la estación de Atocha.

Fotos del Real Jardín Botánico de Madrid

Haz clic en cualquier imagen para verla más grande. Pulsa en el botón «cargar más fotos» para ver el resto de la galería. Por defecto, las imágenes se cargan de cinco en cinco.