Escuela de música de Moratalaz (Madrid)

Escuela de música de Moratalaz (Madrid)

(Actualizado: 21.08.2020) En el año 2020, el distrito madrileño de Moratalaz contará con una escuela de música. Casi 3000 metros cuadrados y 4,6 millones de euros harán posible este espacio.

El Ayuntamiento de Madrid autorizó el 7 de Noviembre de 2018 el presupuesto de 4.660.182,53 euros. Tras unos meses de espera, las obras comenzaron a mediados de 2019 en el número 66 de la calle Corregidor Diego de Valderrábano.

¿Cómo será la Escuela de Música de Moratalaz?

La escuela de música va a tener 2.744 metros cuadrados de los que 1.815 son de superficie útil. El espacio se organiza en dos zonas independientes; una que servirá para la escuela de música en sí y otra como auditorio en el que celebrar conciertos. Además, en el centro habrá un patio para separar estas dos áreas y será a través de él por donde se accederá al recinto.

La instalación cultural tendrá dos accesos peatonales. El principal será el delantero, por la calle Corregidor Diego de Valderrábano. Mientras que el trasero estará en la calle Alfredo Brañas.

Los edificios en sí serán de tres plantas, dos de ellas sobre rasante y la otra un sótano. Todas las plantas cuentan con espacios amplios y luminosos diseñados para para fomentar los encuentros entre alumnos, ayudando a crear relaciones que favorezcan su creatividad. Además, la parte delantera del edificio está abierta al jardín para que se puedan hacer actividades al aire libre.

En el sótano encontramos el aula de cámara, que aún estando bajo tierra tendrá iluminación natural directa gracias al patio interior central. En la planta baja del edificio de la escuela estarán las aulas más grandes y también un área de espera; finalmente, la planta superior está dividida en espacios más pequeños para las cabinas insonorizadas de ensayo.

Un auditorio para el barrio

El edificio del auditorio también tendrá una zona de espera, próxima a la calle principal. En este hall, es donde se encuentran los aseos y el guardarropa para abrigos. Dentro del espacio del auditorio, estará el patio de butacas y la escena. Esta ultima conectada con los vestuarios y el almacén. Los artistas podrán acceder directamente a esta zona a través del acceso trasero del edificio, que da a la calle, para que no tengan que cruzar la zona de público.

Finalmente, las fachadas destacarán los diferentes usos del edificio mediante una selección de diversos materiales y colores.

Avance de las obras