La Fábrica de Cerveza El Águila (Madrid)

La Fábrica de Cerveza El Águila (Madrid)

Una marca de cervezas mítica, una fabrica reconvertida en biblioteca y 120 años de historia de Madrid. Conoce la Fábrica de Cerveza El Águila.

El 9 de mayo de 1900 el empresario Augusto Comas y Blanco fundó en Madrid la S. A. El Águila. Aún sin disponer de una gran fabrica, el 1 de abril de 1903 salió al mercado la cerveza El Águila. Y eso en una época que la cerveza era poco conocida, ya que primaba el vino en las tabernas.

La primera fabrica de esta marca se construyó en la calle General Lacy, en el actual distrito de Arganzuela. Puesto que estaba cerca de las estaciones de Delicias y Atocha, llegó a tener conexión con la línea ferroviaria de mercancías gracias a su propio tramo de vías.

Historia de La Fábrica de Cerveza El Águila

La construcción de la fábrica se realizó de 1912 a 1914 siguiendo los planos del ingeniero alemán Langeloth. El arquitecto Eugenio Jiménez Correa (autor de la iglesia de San Fermín de los Navarros) se encargó de la Dirección Técnica.​

Posteriormente, entre 1915 y 1935, Luis Sainz de los Terreros la amplió. En esta fase (1925-1927) añadió las cocheras, módulos de procesos, bodegas, silos y la heladora.

Se trata de un conjunto de edificios de diferentes volúmenes, construidos con ladrillo rojo, intentando integrar la estética industrial y la arquitectura neomudéjar. Los carteles corporativos estaban hechos de cerámica y aún se conservan.

Algunos directivos de la compañía fueron asesinados en 1936, durante la Batalla de Madrid en la Guerra Civil. Pero eso no detuvo a la compañía, ya que en la posguerra repararon daños en los silos y en la zona de fermentación, dejándola nuevamente en producción.

Conversión en la Biblioteca Regional Joaquín Leguina

La fábrica funcionó hasta 1985. A partir de ese momento se quedó sin uso, cerrada hasta que en 1994 la Comunidad de Madrid inició las actuaciones para recuperar el complejo. De hecho, la Comunidad convocó un concurso de proyectos. Los ganadores fueron los arquitectos Emilio Tuñón Álvarez y Luis Moreno Mansilla. Ocho años más tarde, el 10 de Diciembre de 2002 se abrió la Biblioteca Regional y cinco meses después, el 28 de abril de 2003, el Archivo Regional de la Comunidad de Madrid. La biblioteca recibió el nombre de Joaquín Leguina, el primer presidente de la Comunidad de Madrid, que aún gobernaba cuando se realizó el concurso de reconversión del edificio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad